domingo, agosto 12, 2007

Haz lo que hago y no lo que digo

De seguro su primera impresión es que el título no coincide con el famoso refrán, pues está escrito en orden inverso, sin embargo no es así y el título es justamente el que lee.

En ocasiones nos encontramos con personas exigentes en su trabajo, y que gustan que los demás hagan exactamente lo que ellos esperan. Si son jefes de algún centro de trabajo, o propietarios de una empresa, son muy exigentes en lo que se debe hacer y lo que no se puede hacer.

Por ejemplo no perdonan una llegada tarde, un incumplimiento de plazo para entregar un trabajo, como tampoco la supuesta pérdida de tiempo en su trabajo. Sin embargo como la vida es tan dinámica estas mismas personas cambian de rol y se convierten en subordinados. En ese momento a veces llegan tarde, dejan que su celular interrumpa la reunión, y cuando tienen que entregar un trabajo, a veces no lo hacen a tiempo, o con la calidad esperada.

Entonces cabe preguntarse es que ésas personas a la hora de actuar no hacen lo que dicen, sino lo que critican en los otros. Este tipo de persona suele encontrar justificaciones a sus deficiencias, no en ellas mismas sino en los otros. Ellos andan por la vida colocando obstáculos, cerrando espacios y quejándose de los demás.

Por suerte hay muchas otras personas que a partir de sus limitantes o desconocimientos buscan la forma de salir adelante, de preguntar, de tender puentes a los demás y nunca dejarse aplastar. Estos son los que dicen y hacen lo que dicen.

Carlos Bravo Reyes
Santa Cruz 12 de agosto del 2007

5 comentarios:

  1. El artículo haz lo que hago y no lo que digo es bueno porque nos recuerda que debemos ser tolerantes con todas las personas incluso cuando estamos en niveles de autoridad, el ser humano en cualquier momento necesita de otras personas o las circunstancias obligan hacer cosas que se ha prohibido antes. Sin embargo el ser tolerantes no significa ser permisivo.

    ResponderEliminar
  2. El Artículo haz lo que hago y no lo que digo es muy bueno, ya que nos induce a hacernos una autocrítica de nuestro accionar; es verdad que muchas personas actuamos de esa manera y no debe ser así.

    Los que dicen y hacen lo que dicen, son personas con muchos valores y trasparentes, ya que los valores solo son valores cuando se manifiestan en nuestras conductas.
    "mas vale un buen ejemplo que mil palabras"

    Muy bueno su artículo profe.
    Atentamente,

    Casta Ayala

    ResponderEliminar
  3. Recordar lo que Freire dijo, que el ser humano, así sea oprimido, cuando pueda se desarrolla en él una conduta opresora. Me imagino que se trata de comportamiento humano.

    ResponderEliminar
  4. Dr. Bravo, tiene usted toda la razón, es un defecto que tenemos que superar, pero esto será posible en la medida en que tomemos conciencia de que estamos actuando inadecuadamente (camino 50% de cambio), los otros 50% de cambio estan en el escuchar a su inteligencia emocional, pero para esto es preciso dejar de pensar...,es solo escuchar el dictamen y luego actuar. Espero que sirva en algo, esta es una de las tantas técnicas para superar estos problemas emocionales y actitudinales.

    ResponderEliminar
  5. Haz lo que hago, tiene mucha relacion con nuestra condicion de docente, pues no se puede exigir al alumno lo que no se le ha dado.
    Para exigir calidad, es necesario ser un docente no solo competente, sino que tener la capacidad y el manejo de los medios de enseñanza que le permitan trasmitir lo que despues exigirá.
    Decir y hacer, son formas de transmitir, como lo dice, como lo hace tiene directa relacion con el conocimiento y la capacidad que tiene la persona.
    Cuando todos estos elementos estan presentes, si podremos hablar de calidad, sin embargo es necesario considerar otros elementos para exigir calidad, como ser: medios y condiciones disponibles, conocimientos previos, experiencia, indicadores de calidad, etc.
    El docente al frente debe ser el foco de atencion, su calidad debe ser total, no solo academica, sino tambien personal.
    atentamente:Gloria Leaños S.

    ResponderEliminar